viernes, 10 de abril de 2015

Dulce despertar (Fragmento de COMO A UN PRIMER AMOR)


Con solo cerrar los ojos, Lucía podía evocar la imagen de Ignacio al amanecer, tendido boca abajo en la cama y todavía dormido, mientras ella contemplaba con muda excitación su cuerpo desnudo, aún sin atreverse a tocarlo. Pero no resistía mucho más y lentamente, comenzaba a deslizar las yemas de los dedos por la tersa piel de su espalda, que bajaba primero de la nuca en suave pendiente, para luego volver a elevarse, en la curva más pronunciada de las nalgas. 

Lo recorría suavemente con los dedos y sentía como poco a poco el cuerpo del hombre se activaba con el roce y un ligero temblor lo atravesaba, erizando los casi imperceptibles vellos que lo cubrían. Seguía avanzando, hasta que su mano se perdía entre sus piernas entreabiertas, para luego regresar, desandando el mismo camino, una y otra vez. 


Ignacio, ya despierto, seguía largo rato sin moverse, disfrutando de la caricia, mientras el cuerpo de Lucía, pegado a su costado, le transmitía un estremecimiento cada vez más perceptible por la excitación que ya la embargaba por completo. Al fin se volvía, se colocaba boca arriba, y con una mirada, la animaba a ponerse a horcajadas sobre él. Ella obedecía al instante y una vez allí, se inclinaba y lo besaba largamente, mientras movía las caderas con suavidad, buscando que su miembro, ya erecto, la fuera penetrando muy despacio. En ese punto, ya ni siquiera se besaban, sólo se miraban a los ojos, disfrutando intensamente de aquel contacto que se les antojaba glorioso, casi paradisíaco. 


Cuando lo sentía completamente en su interior, Lucía se incorporaba hasta apoyar sus nalgas en los muslos del hombre, formando con su cuerpo un ángulo recto. Entonces comenzaba a moverse rítmicamente, mientras las manos de él le aferraban los senos y ella podía ver sus ojos, otra vez cerrados, y su rostro transfigurado por el placer. 


¿Te llama la atención esta novela? Lee su sinopsis y otro fragmento aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada