jueves, 26 de diciembre de 2013

Más allá del sexo (Fragmento de COMO A UN PRIMER AMOR)


Este es un fragmento de mi novela, COMO A UN PRIMER AMOR, que está publicada en amazon en formato digital. En breves palabras, trata de una mujer, Lucía, que emprende la búsqueda  de un hombre al que complejas circunstancias obligaron a abandonarla, diez años atrás, en plena efervecencia de su amor. Entonces habían acordado no volver a buscarse, pero ella decide romper la promesa. El lector la acompañará en parte de su búsqueda y conocerá todas sus reflexiones y recuerdos, que irán dibujando el contorno de aquella lejana relación, y le ayudarán luego a comprender el sorprendente desenlace de la historia.

Para los admiradores de mi obra, debo aclarar que esta no es una novela erótica propiamente dicha. El erotismo está presente en ella, aunque no en la misma magnitud que en mis anteriores novelas. 

Entonces aquí les dejo esta escena, que no sé bien si es erótica, romántica o cursi hasta morir, en fin, ustedes podrán juzgarla y tener con ella un adelanto de lo que será leer esta novela:



"¿Que cómo era Ignacio en el sexo? Mira, no sé si sería capaz de responderte eso. No tengo la menor idea. No podría catalogarlo, no en los términos con que las mujeres solemos evaluar el desempeño de los hombres en la cama. Con Ignacio nunca me preocuparon esos detalles. Supongo que estaba bien, pero imagínate, si nada más de rozarme la piel con la punta de los dedos, de respirarme cerca del cuello, de hablarme bajo en el oído, de recorrer mi cuerpo con sus ojos, ya era capaz de ponerme a temblar como una hoja, qué no iba a hacerme sentir con un beso, con una caricia más profunda… Y cuando estaba dentro de mí, la sensación era indescriptible, no era posible distinguir allí lo que era placer, pasión, amor o simple gimnasia sexual. Yo misma no me preocupé jamás por lo que hacía ni cómo lo hacía, las caricias salían de mis manos y los movimientos brotaban de mi cuerpo directo del corazón, sin pasar por la censura del cerebro y estoy segura que a él le sucedía exactamente lo mismo. Terminábamos fundidos en un placer extremo, que trascendía nuestros sentidos, nuestra realidad y nos elevaba. ¿Sabes? Era como salir disparada hacia el cielo, tocarlo con las manos, ver a Dios y todavía alcanzar a darle las gracias por permitirme conocer y experimentar algo así… ¿Me estás entendiendo? ¿Quién iba a estarse fijando ahí en técnicas amatorias, tiempos de reacción, aptitudes físicas? Ni siquiera puedo separar qué era sexo; qué, pasión; qué, delirio; qué, éxtasis. Era todo eso junto y más. Y no me engaño, sé que todo eso no me lo proporcionaba él. Era la situación tan extrema en que nos encontrábamos, la sensación de urgencia, la necesidad de vivirlo todo al máximo en el menor tiempo posible, de sacarle el jugo a aquellos días prestados, lo que hacía que experimentáramos todo aquello de un modo tan total. Es más, estoy segura de que si un día volviéramos a encontrarnos y por ventura termináramos de nuevo en la cama, sería muy difícil que lográramos reeditar todas aquellas sensaciones otra vez. Nunca se repetirán unas circunstancias como ésas, serán otras y sentiremos otras cosas, seguramente también maravillosas, pero aquello, sé que nunca más se repetirá. Y no lo siento, más bien me considero afortunada de haberlo vivido. Pero en el sexo… no me hagas reír, ¿cómo podría clasificarlo en el sexo? ¿Cómo podría rebajar un recuerdo tan sublime a un nivel tan concreto y elemental?".
 

¿Te ha gustado el fragmento? Puedes dejar tu opinión más abajo.

Si quieres leer la novela, entra aquí 

Si aún no te decides, entra aquí y lee otro adelanto.

6 comentarios:

  1. Mi única pregunta es si de verdad se lo está contando a alguien o es la forma que adapta el narrador.
    Por lo demás está muy bien.
    Un abrazo, Vivian.

    ResponderEliminar
  2. Ambas cosas. Se lo está contando a alguien, y a la vez, esa es una de las formas que adopta el narrador, una especie de dialogo con un tercero.
    Gracias por leer y comentar, otro abrazo para ti

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado muchísimo, felicidades por este magnífico trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre Vivian logras que me crea.. me robe.. me sienta como propia cada palabra.. verbo.. sintaxis que planteas como escritora.. por segundos hasta creo que viví el episodio.. eso me pasa con pocos autores .. quiero el libro!! un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias y cuando lo leas, ya me contarás. Un abrazo..

    ResponderEliminar