lunes, 31 de diciembre de 2012

Una fantasía evasiva (Fragmento de BISEXUAL)

Elena siempre lograba realizar su fantasía, pero esta vez se lo pusieron difícil. 

Está a punto de colocarse el condón, cuando ella logra reaccionar. Agarra entre las manos su miembro, y antes de que él pueda impedírselo, lo cubre con su boca. Mientras lo hace, aquella fantasía reaparece en su mente. Es su manera de recordarle que tiene prioridad. Elena está tan entusiasmada, que intenta ignorarla, pero es imposible. Sigue ahí y la presiona cada vez más. Tendrá que hacer algo para calmarla.
Con un poco de miedo, estira una mano y le roza levemente una nalga. Al ver que no se opone, la presiona con los dedos. Tal como lo imaginó, la carne es firme, pero flexible y cede muellemente a la presión. Agarra también la otra y se las va masajeando, mientras la punta de su miembro choca, una y otra vez, contra su garganta.
Podría ser la gloria, pero algo no anda bien. Él no parece demasiado cómodo en esa situación y a medida que pasa el tiempo, lo siente ponerse más y más tenso. ¿Será porque le está tocando las nalgas? Experimenta un momentáneo conflicto entre ese temor y la fantasía, que la sigue impeliendo a continuar.
Antes de que logre encontrar una solución, el hombre parece llegar al límite de su aguante. Se suelta bruscamente de sus manos y boca, la alza por los hombros y la empuja de rodillas sobre el sofá. Doblándola por la cintura, levanta sus caderas y esta vez sin ninguna preparación, la ensarta directamente por detrás y comienza a moverse con fuerza. Sus manos le agarran los senos y aprietan los pezones, hasta hacerla gritar.
Elena siente el dolor, pero su placer es mucho más fuerte. Cualquier otra sensación queda en segundo plano. Se da cuenta de que él está a punto del clímax y mientras siente sus dientes clavársele en la espalda, comienza a frotarse el clítoris con los dedos, buscando apresurar su propio orgasmo. Unos segundos después los dos gimen, se estremecen, jadean, y al fin caen desfallecidos sobre el sofá. 

¿Quieres leer esta novela? Entra aquí

Si aún no te decides, entra aquí y sigue leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario